martes, septiembre 26, 2006

Manolos y Benitos

Aprovechando la oportunidad que me brindan piojez y pepelu, me gustaría compartir con vosotros una idea que se ha ido cociendo en mi cabeza los dos últimos años, que son los hace que vivo fuera de la Península Ibérica (y digo Península porque por experiencia sé que es aplicable a los dos estados que la componen). Todo lo que os quiero contar es mi sensación de que España es un país de chapuzas, que va en nuestros genes culturales. Primero el chascarillo, la historia divertida. El ministerio de educación y ciencia tiene un programa para intentar que investigadores españoles que estén fuera puedan volver. Bien, no es mala idea, no es típica de alguien chapuzas. Para optar a ella, hay que rellenar un formulario por Internet. Éste no funcionaba bien. Llamas a un teléfono, y en ese dicen no saber nada y te dan otro, en ese otro dicen que eso es cosa de la subdirección general x servicio y etc. Llamas allí y te dicen con voz de sorpresa que cómo has dado con ellos? (coño¡¡¡ que pasa?, que se camuflan para que nadie sepan que están ahí o que???). Sigo esa cadena de teléfonos y por fin parece que encuentro un sitio en el que se puede hacer algo sobre el problema (a esas alturas yo casi ya había olvidado para qué llamaba). Les cuento el problema, me dicen que lo van a mirar y que les dé un teléfono para que me puedan contactar. Total, que cómo yo vivo en el extranjero pues les doy mi teléfono, y entonces llega el momento surrealista: que no me pueden llamar porque en esa oficina no tienen permiso para hacer llamadas al extranjero¡¡¡¡ Allí es donde uno piensa: a ver, a que llamaba yo aquí? Ahhh, porque estoy intentando optar a un programa de reincorporación para gente que estamos en el extranjero…pero claro, en esa oficina no pueden llamar fuera. Entonces el momento sublime…les pregunto: que puedo hacer? Respuesta: no sé…En resumen, es como cuando a manolo y benito les pedían hacer una reforma de la bisectriz bajante mixta y acababan sin hacer la reforma y electrocutando al dueño de la casa. Y porque esto no pasa en otros países? (aquí viene lo segundo). Porque os puedo asegurar que no pasa. Tengo la sensación que es una cosa religiosa. Cuando alguien repartió las religiones por el mundo (esta aquí, esta allí) a nosotros nos tocó la más chunga (aparte de la que ha hecho más para que la gente no folle). Porque los luteranos no tienen capacidad de que el cura les perdone sus pecados, así que claro, el señor o la señora tiene un sentido de responsabilidad personal que les hace intentar no escurrir el bulto y hacer las cosas bien. Por el contrario, que pasa con los católicos (y no hablo sólo de los creyentes sino de lo que hemos crecido en una cultura católica). Pues aparte de que follamos substancialmente menos (pero esto no viene al caso ahora), encima podemos hacer lo que queramos que no pasa nada: el cura ya nos perdonará los pecados (o nuestra escasa conciencia, que viene a ser lo mismo; eso sí, te perdonan todo menos que folles). Así que al susodicho de turno le importa un puto comino si hace la cosa bien, mal o regular…total, siempre será perdonado. En resumen, que Manolo y Benito eran católicos, pero además del Opus.

3 Comments:

Blogger luzi said...

una cosa chatos, he intetado editar el blog para escribir bien algunas palabras y me dice que lo cambia pero luego nada...raro raro raro...a ver si estos del blogger van a ser también unos chapuzas...

1:59 p. m.

 
Anonymous Mr Ser said...

El huevo o la gallina? Somos así pq tenemos esta religión o tenemos esta religión pq somos así? Estás en un país realmente de 1er orden y cuando vienes al sur se nota...y no te cuento si sigues bajando!!

10:25 a. m.

 
Anonymous Solari said...

Cuenta la leyenda k estaba Dios haciendo el reparto de los bienes durante la Creacion y procedió a preguntar a los españoles, k kereis PETROLEO O VINO ? y todos a la par dijeron, VINO !!, VINO !! el petroleo pá los moros !!!!

3:12 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home